jueves, 10 de mayo de 2007

Ese día

Insisto

Ese día no llamó/ sus llamadas siempre fueron pocas/ siempre fueron pocas/ pero no al punto de ser iguales a cero.

Como pelota estuve esperando/ mientras dibujaba nervioso/ su rostro en un trozo de aire/ y contaba las hojas de un cuaderno de croquis estático.

Y no llamó/ yo esperaba que fuera uno de sus tantos olvidos/ por cabeza mala/ por cabeza de pájaro/ o por que/ maldita sea/ solía dejar sus tabletas para la memoria/ en aquella caja desbordante/ de objetos olvidados.


Ahora/ me pueden encontrar garabateando profusamente/ hojas de croquis/ con incansables trozos de aire.

1 comentario:

QHUESOS dijo...

Me parece correcto